El grabado de vidrio con láser (glassetching) deja marcas blanquecinas y mate en el vidrio, generando un bonito y elegante contraste con el color trasparente. Con láser se pueden grabar detalles y contornos muy finos en el vidrio, entre ellos fotografías, letras o logotipos, p. ej. en copas de vino, copas de champagne, jarras de cerveza, botellas,… Los regalos personalizados para fiestas, bodas o celebraciones corporativas son imprescindibles hoy en día, y el grabado en cristal con láser convierte un simple vaso en una pieza única.